ORDEN CONSTANTINIANA DE CAPADOCIA

La Soberana Orden Constantiniana de Capadocia es un sujeto de Derecho Internacional, en toco igual a un Estado extranjero, independiente, dinástico, religioso, militar, caballeresco y nobiliario. La Orden hace referencia, de principio a la tradición histórica, religiosa, militar y caballeresca de la Orden fundada por Constantino El Grande, Emperador de los romanos del 306 al 337, y a la Orden Imperial Constantiniana de Capadocia, de la dinastía de Marciano II Lavarello, Láscari Paleólogo Basileo de Constantinopla – Serbia, desencinte directo del Emperador Constantino I (272-337) y del Emperador Alessio III de la dinastía de Los Ángeles (1185-1204) 

La Soberana Orden Constantiniana de Capadocia se constituye para la defensa de la fe, el servicio a los enfermos, a los pobres, a las Iglesias que se remiten a las enseñanzas de Jesucristo y para la asistencia, mediante obras de misericordia, a los enfermos y los necesitados. La Orden, fiel a los preceptos de Nuestro Señor Jesucristo, quiere afirmar y difundir las virtudes cristianas de caridad y hermandad, sin distinción de religión, raza origen o sexo.

La Orden es un sujeto de Derecho Internacional neutral a perpetuidad, repudia la guerra como instrumento de afrenta a la libertad de los otros países y como medio de resolución de las controversias internacionales, y en un ordenamiento que desea asegurar la paz y la justicia entre las Naciones.

La Orden Constantiniana de Capadocia ejercita las funciones soberanas y su actividad en el campo hospitalario incluida la asistencia social y sanitaria. La Orden tutela y difunde el espíritu ecuménico, promueve un mayor conocimiento general de la tradición del Sacro Imperio Romano de Oriente, favorece la formación humana, espiritual, moral y religiosa de los Caballeros y de las Damas, favoreciendo iniciativas vinculadas al carácter religioso de la Orden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario